El espectacular Río Aro está ubicado en el estado Bolívar, y es uno de los afluentes del Río Orinoco. En él podemos observar hermosos saltos de agua e increíbles formaciones de rocas,  creadas por la erosión de sus aguas sobre el lecho rocoso al pasar del tiempo, contribuyendo a la formación de tersas playas a las orillas del río.

Sus exuberantes paisajes deleitan a los visitantes desconectándolos de inmediato del ajetreo citadino, mostrándole su vasta y exótica riqueza en flora y fauna.